domingo, 23 de noviembre de 2008

ANALFABET@S POLITICOS TOCARAN MAÑANA ESTE TEMA. REALIDADES SOCIALES SON LAS QUE VEMOS EN LA PRENSA Y NO SE PONE REMEDIO LEGAL.

Canarias se planta

contra las 600 muertes

por violencia de género

de la última década,

45 de ellas en las islas.



Administraciones públicas, partidos políticos,

sindicatos, colegios profesionales y

colectivos ciudadanos se unen

para arrinconar a los maltratadores.

"Esta lucha armada no está siendo inútil",

dice Isabel de Luis,

quien advierte de la dimensión

de este problema y pide la implicación

de toda la sociedad para que

el 25 de noviembre se borre del calendario






Imagen de archivo de una concentración contra el maltrato a la mujer. LP/DLP

ACNPRESS. Llega otro 25 de noviembre en el que el mundo entero, tristemente, vuelve a estar de 'celebración'. Este martes se conmemora el Día Internacional contra la Violencia de Género, al que Canarias llega este año con dos mujeres asesinadas por sus parejas o ex compañeros dentro de la cifra global de 57 fallecidas en 2008 por esta causa en España, según datos del Ministerio del Interior.


Las administraciones públicas, los partidos políticos, los sindicatos y colectivos ciudadanos implicados en esta lucha salen de nuevo a la calle a gritar 'basta ya' ante un problema social cuya gravedad a veces se olvida pero que en los últimos diez años se ha cobrado la vida de más de 600 mujeres en nuestro país, 45 de ellas en el Archipiélago. Todas las partes coinciden en que ésta es una batalla sin tregua que hay que atacar desde la base, por lo que subrayan la necesidad de educar en materia de prevención y coordinar las acciones, con el fin de que la violencia contra las mujeres no quede ni en el recuerdo.



DOBLE VICTIMIZACIÓN


La directora del Instituto Canario de la Mujer (ICM), Isabel de Luis, es optimista en torno a este tema, a pesar de que los medios de comunicación sorprenden cada día con alguna noticia con lectura negativa. "Hay indicios que invitan razonablemente a serlo, porque vemos algunos avances", afirma De Luis, quien asegura que esta "lucha armada" no está siendo inútil. "Todos estamos poniendo nuestro mejor saber y entender para que esto sea historia dentro de poco".



La directora señala que las agresiones con resultado de muerte han disminuido frente al año pasado, "cuando terminamos absolutamente atormentadas con los ocho feticidios". Este año, las incidencias de llamadas al 112 han aumentado, pero indica que puede que esto esté sirviendo para que las mujeres estén mejor informadas y asesoradas. "Lo ideal es que, en cuanto vean que su vida está en riesgo, busquen el camino adecuado para que se sientan más amparadas y protegidas frente una situación que antes era irreversible".


Se pretende que el 25 de noviembre sirva para concienciar y sensibilizar a la sociedad canaria sobre la dimensión de este asunto, "porque hay datos razonables que nos invitan a pensar que no estamos siendo conscientes de la gravedad de este tema".


Según las encuestas de opinión, se trata de un problema que no preocupa en la medida de su importancia. Isabel de Luis recalca que, por tanto, habrá que ser más contundente en las medidas preventivas y en todo lo relacionado con la sensibilización y educación. "La mujer, siendo la víctima de esta situación, es la que acarrea con todos los males e inconvenientes: abandona su casa, su profesión, tiene que recluirse, esconderse y llevar dispositivos de localización, con lo que su victimización es casi doble".



EL MIEDO, RESULTADO DEL ENCANTAMIENTO


Isabel de Luis explica que el miedo es algo que se mete tanto en la vida de una mujer maltratada que le lleva a hacer cosas que tienen difícil explicación. "Una persona que es víctima de malos tratos continuados acaba por una anulación de su personalidad y también es cautiva de la especie de encantamiento derivado del amor que sintió por esa persona y que, de manera equivocada, percibe que sigue sintiendo. Debido a este encantamiento, es capaz de doblegarse a sus exigencias de minimizar los efectos del maltrato que está sufriendo y, en su cabeza, está dándose continuas oportunidades. Esto hace que no tome la decisión de denunciar".


La directora del ICM hace hincapié en la importancia de que cuando empieza a vislumbrar que pueda haber algún síntoma de maltrato, pida ayuda. La primera puerta a la que puede llamar es el 112, desde donde la van a reorientar a los Dispositivos de Emergencia para Mujeres Agredidas (DEMA). "Ahí empezará a descubrir su verdadero problema y hasta qué punto es capaz de enfrentarse a una situación que es muy dura, pero que lo será aún más si no la afronta. Que den el paso, porque su intimidad y privacidad estarán totalmente garantizadas", afirma De Luis, quien describe a la mujer maltratada como "un ser humano muy maltrecho, que necesita de un especial cuidado y mimo en su tratamiento".


También recalca que el maltrato es el delito encubierto más frecuente del mundo, "por lo que nos tenemos que poner todos de acuerdo en esta lucha para poder arrinconar a los maltratadores". Por otra parte, tanto ella como el Foro contra la Violencia de Género de Tenerife defienden que sean los agresores quienes lleven los dispositivos para prevenir los casos de violencia de género, "porque si hay alguien que debe llevarlos no son las mujeres maltratadas, que son las que tienen que salir libremente a la calle, ya que la libertad es un don muy preciado que nadie tiene por qué quitar", coinciden.



FALTA DE RECURSOS


Mientras, desde Foro contra la Violencia de Género de Tenerife se insiste en reivindicar para las mujeres todos los derechos que les asisten como ciudadanas de un Estado democrático. Su portavoz, Olga Barrera, considera que la Ley contra la Violencia de Género ha sido "una buena medida" por contemplar acciones civiles de protección, médicas, relativas a la vivienda, a la educación o judiciales, entre otras.



"Sin embargo, falta lo de siempre: los recursos económicos para ponerla en funcionamiento totalmente", destaca Barrera, quien no obstante valora el esfuerzo de la Administración pública al facilitar los medios para que la protección de la mujer sea efectiva. A su juicio, el ICM es uno de los institutos con más trayectoria al respecto, ya que ha impulsado la creación de redes de recursos antes de que la Ley se implantara, aunque reitera la necesidad de que existan los medios para que ninguna mujer se vea desasistida.


"Éste ha de ser un trabajo conjunto de todas las administraciones públicas, con el fin de que no muera ninguna mujer a manos de su pareja y le asistan todos los derechos de ciudadanía". La portavoz del Foro recuerda que la misión de éste y otros colectivos ciudadanos va en la línea de hacer "llamadas de atención, porque hay que mejorar los servicios para que las mujeres estén realmente protegidas".


Respecto a la implicación de la sociedad y en concreto de los hombres, asegura que va en aumento. "Cada vez hay más hombres y, a pesar de que se habrán podido sentir excluidos porque no integraban el movimiento feminista, se van dando cuenta de que la violencia de género es un delito contra las personas y de que la mujer tiene igualdad de oportunidad para la vida, sin que nadie tenga que maltratarla, controlarla o humillarla".


Olga Barrera aboga por que se realice "una labor de rechazo total de la sociedad" y, respecto a esto, considera que aún queda mucho que hacer. "En Canarias tenemos una asignatura pendiente en materia de prevención, porque la sensibilización no se puede lograr con campañas puntuales, sino que ha de estar en el día a día de las personas y en todos los ámbitos de su vida".


El Foro contra la Violencia de Género de Tenerife invita a todos los ciudadanos a participar el martes, a las 19:00 horas, en la concentración que se celebrará en la Plaza de La Candelaria, en Santa Cruz de Tenerife, en recuerdo a las víctimas de la violencia de género y como acto de sensibilización.



APOYO DE LOS COLEGIOS PROFESIONALES


En un acto celebrado recientemente, el Colegio de Psicólogos de Las Palmas insistía en la necesidad de que exista una mayor coordinación entre los recursos y más insistencia en las labores de prevención en todo lo relacionado con la violencia de género. "La prevención es la base para lograr una sociedad sin este tipo de delitos, y si conseguimos que los adolescentes aprendan a relacionarse de manera sana y positiva, avanzaremos en este terreno", explicaba la responsable de la Comisión de Trabajo para la Diversidad, María José Hinojosa.


También los colegios de Abogados de Canarias están involucrados con esta lucha y han recibido la propuesta del ICM de crear un marco estable de colaboración cuyo objetivo sea fomentar un intercambio de información entre ambas partes, así como mejorar y ampliar la formación y establecer una coordinación de los recursos con el fin de ofrecer a las mujeres una atención integral y personalizada de los servicios que se unificarán en torno a esta materia.



LA CRISIS NO ES EXCUSA


Los sindicatos canarios tienen mucho que decir sobre este tema y destacan lo apropiado del lema escogido este año para conmemorar este día: 'Construir la igualdad es prevenir la violencia'. María del Carmen Martínez, de Comisiones Obreras, indica que la igualdad ha de entenderse como un elemento de cohesión social, "porque conlleva al respeto y a la dignidad de la persona, donde no hay distinción de género".


La organización apuesta por "el compromiso ciudadano, la interacción de los poderes públicos en esta lucha y el cambio de pautas de conducta", en el sentido de que la sociedad "tiene que darse cuenta de que este problema no nos permite avanzar hacia derechos sociales en conjunto". Martínez considera que con la Ley Integral "se ha hecho un trabajo importante", pero matiza que debe concebirse "como un instrumento dinámico en constante revisión".


Los sindicatos rechazan que, como consecuencia de la crisis económica, se vean recortadas las cantidades destinadas a las políticas de protección social. Invitan a los poderes públicos a realizar un esfuerzo para evitar que la discriminación "opere incluso en contra de la competitividad, pues España ha retrocedido en la disparidad de géneros", remarca María del Carmen Martínez.



DE LOS GESTOS POLÍTICOS A LOS HECHOS


En las instancias políticas, la lucha contra la violencia de género es también motivo de debate. Marián Franquet, del PSC-PSOE, aunque valora los avances que ha habido en torno a este asunto en los últimos años, rechaza que se caiga en la satisfacción, "porque aún existe la violencia machista". Admite que el número de recursos se ha ampliado de forma muy contundente en la última década, pero apuesta por revisar la normativa para poder seguir avanzando. "Tenemos que pasar del discurso a los hechos", subraya.


Franquet aboga por que los partidos políticos, desde las instituciones donde están representados y mediante la coordinación, hagan esfuerzos en materia de sensibilización. "Hay que pasar de la política de gestos a la política de hechos, lo que significa optimizar los recursos y que las mujeres sepan que están acompañadas". La representante socialista destaca el papel de todas aquellas personas que combaten la violencia de género "muchas veces jugándose su integridad física y poniendo por delante la defensa de los derechos de las mujeres que están siendo agredidas".


Por el Partido Popular, María del Mar Arévalo ve "tremendo" que a estas alturas se tenga que seguir conmemorando este día. "Ojalá llegue el momento en que no tengamos que celebrarlo, porque supondrá que ha desaparecido este problema y que nadie abusará más de su fuerza física". Arévalo critica, por otra parte, la "ineficiencia" de las políticas desarrolladas desde el Gobierno central, "que parece estar estancado en una especie de autocomplacencia por haber aprobado la Ley Integral contra la Violencia de Género".


La diputada 'popular' denuncia la escasez de medios materiales y humanos para poder aplicar esta Ley y hace hincapié en que siete de cada diez mujeres que mueren por este motivo "no han tenido el apoyo necesario para poder denunciar". Pide asimismo más juzgados especializados en violencia de género y afirma que, "aunque estamos todos muy concienciados", no se están dando los pasos oportunos. Arévalo defiende que se genere confianza a estas mujeres para que no teman interponer denuncia y para conseguir "apartar al maltratador".


Mientras, Claudina Morales, de Coalición Canaria, alude a la violencia de género como "una de las principales lacras" de la sociedad actual, "donde las mujeres han ocupado un papel de subordinación respecto a la preponderancia del hombre". Pide leyes que sigan protegiendo a las mujeres y castigando a quienes las infrinjan, así como recursos materiales para que las denuncias tengan una garantía.


"Hay que seguir trabajando en un cambio de mentalidad mediante la educación, campañas en los medios y la formación como uno de los elementos principales para, de verdad, erradicar en un futuro la violencia de género", expone Morales, quien invita a todas estas mujeres a iniciar una nueva vida.


'MOJARSE'

Al margen de las diferencias políticas, lo cierto es que todas las partes son conscientes de que éste es un problema que atañe a la sociedad en su conjunto. Se trata de pasar a la acción, 'mojarse' y ser cómplice de cada una de esas mujeres que necesitan vislumbrar una salida a una situación que, aunque no lo creen, puede y tiene que acabar.


No hay comentarios:

PÁGINAS

PÁGINAS - VE A LA QUE QUIERAS SÓLO CON SEÑALARLA CON EL RATÓN